No es tóxico y no libera residuos en uso, manteniendo limpio el ambiente de estudio y trabajo. Tiene una funda protectora de plástico de forma ergonómica, que mantiene la goma limpia durante más tiempo, facilitando también su manipulación cuando ya es más pequeña.